martes, 13 de abril de 2010

El arte de hacer arpones

Esta madrugada hablare del arte oscuro y retorcido para fabricar arpones funcionales que podrán hacer mucho daño.
Estamos hablando de arpones que pueden transformar un banco de madera gruesa en algo así;


Es esto posible? es una foto trucada? es necesario recurrir a la alquimia?
Tranquilos, les explicare que se debe y no hacer.De buenas a primeras SI, esa foto es real y ese era un banco común y corriente que estaba en desuso por faltarle las patas de un extremo. (era perfecto para pararlo en la tierra como una diana)
Y SI, una balista puede hacer mucho daño.
Pero curiosamente; la técnica del arpón me llevo tanto o mas tiempo de desarrollo que la balista misma.Comenzando por que NO se debe hacer;
je je soy Argentino, así que no me culpen de haber armado al principio un arpón tan precario:


Si, es cierto que parece mas bien una lanza primitiva.
Tuvo un final bastante trágico; olvide el pequeño detalle de que el tremendo golpe de impacto de la punta hacia presión directa sobre el corte hecho en la madera; de tal forma que cuando tire con este arpón la primera vez, voló rectamente, hizo impacto y la madera se partió en dos. (literalmente)

ARPÓN DE MADERA:
Contrariedades: es mas sencillo de que se quiebre (no olvidemos que muchas veces los arponazos rebotan) es mas complicado encontrar un palo recto (este era uno de 1,5 mts. de escoba, comprado para este fin) hay que hacer las aletas estabilizadoras con mas énfasis, ya que al ser mas liviano es mas facil que el aire lo desvié.
Positividades: es mas liviano; vuela mas lejos. Es barato comprar un palo de escoba.

Una alternativa seria haberle hecho una punta de lanza de esas que envuelven el cabo. Pero tendría que haber sido algo a medida y bastante trabajado.
Además; ESTO ES PARA LOS HERREROS. La punta por excelencia sera de acero inoxidable; no olvidemos que es literalmente imposible hacer una punta de lanza con acero inoxidable en una fragua; a menos que sea la de Hefasto.
Podemos hacerla de hierro y afilarla después de cada tiro, o complicarnos haciendo soldaduras extrañas. O seguir leyendo

ARPÓN DE ALUMINIO:
Esta fue realmente la primera alternativa que construí; si se fijan en la primera foto del arpón precario verán que el pedazo de acero para la punta ya tiene un pedazo faltante con forma de triángulo; esa es la punta que hice primero.





Si hablamos de arpones hablamos de aerodinámica aplicada; no es simplemente un fierro con punta, ni tampoco "una flecha gigante"
Al principio del principio; el arpón de aluminio no tenia aletas estabilizadoras; eso significa que tenia una trayectoria que no era PARA NADA recta.
No recomiendo esto a menos que quieran matar humanos en sus practicas.

Luego le construí las aletas con unas latas que corte con tijeras de hojalatero.
Entonces descubrí algo fundamental, que algunos dirán "es obvio".

1ª LEY DEL ARPÓN: LA PUNTA DEBE TENER EL MISMO Y EXACTO PESO QUE LA COLA, CON UN PUNTO DE EQUILIBRIO ARMÓNICAMENTE UBICADO EN EL CENTRO.

Que pasa si la cola es mas pesada?
El arpón gira en el aire y pega con la cola.

Que pasa si doblamos las aletas para que queden como la aleta doblada de Keiko? Gira en el aire?
No, de hecho sucederá algo muy curioso que es probable que los mate; cuando disparen la balista por motivos físicos que no pude analizar el arpón girara 180º ESTANDO AUN EN LA BALISTA y saldrá para atrás o para un costado. (es también probable que la fuerza bruta de la balista doble la punta o haga pedazos el tubo contra la madera)

2ª LEY DEL ARPÓN: LAS ALETAS DEBEN SER DERECHAS Y EQUIDISTANTES, SIN NINGÚN DOBLEZ.

AVISO: por todos los Cielos tomen la precaución de medir bien la altura de las aletas!!!
O podrá pasarles como me pasaba a mi al principio que la aleta superior era muy alta y, cuando el arpón salia por la boca. Esta cercenaba la aleta o destruía toda la cola (o incluso una vez quedo ahí atorado el arpón, tiene una fuerza de mil diablos esta maquina, no la subestimen)

En esas fotos de ahí arriba ya había logrado una buena armonía de peso y aletas y todo eso.
El problema es que; en todo el proceso de prueba y error, el cuerpo del arpón ya estaba tremendamente machucado por los numerosos golpes que había tenido.

En el vídeo trailer que subiré en la próxima entrada eso no se nota mucho; pero después de tirarle al primer ladrillo, trate de tirarle de nuevo. Falle por poco y el arpón choco contra el portón, el tubo quedo MUY doblado.
El tubo, por cierto, es la clase de tubo que tienen esas piletas de lona. Los de aluminio, que son bastante livianos y algo resistentes.

Ahí se alcanza a notar.
Por supuesto que un arpón con el cuerpo doblado no sirve; el arpón saldrá siempre torcido, volara torcido y golpeara torcido.

3ª LEY DEL ARPÓN: EL CUERPO DEL ARPÓN DEBE SER TOTAL Y MATEMATICAMENTE RECTO.

Así que, con las mismas medidas del arpón viejo. Arme otro nuevo, la punta es del arpón viejo; le saque filo simplemente.
Y las aletas las fije con remaches también; es bien sencillo.



No tengo fotos del arpón con la punta ya soldada...
Pero el mecanismo es sencillo; se hace un corte en el tubo con una sierra; algo así como en el "arpón precario" pero se suelda el acero a la chapa con mucho cuidado.
La cinta aisladora era para disimular los daños je je

Y de esta forma logramos un bonito arpón totalmente aerodinámico y funcional.

Ahora mismo subo en otra entrada el trailer.

Sin otro particular; (y no es poco)
mr. Nemo

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada